Referentes sociales que faciliten el cambio

Apoyamos la consolidación de referentes sociales de hombres por la igualdad.

Cambiar la cultura machista no es fácil. Son valores y actitudes que se han reproducido de generación en generación durante miles de años y que nos son transmitidos desde el primer día de nuestras vidas. Desde ese momento, los mensajes y el trato que recibimos vienen determinados por el hecho de ser hombre o mujer.

Es necesario que las nuevas generaciones de hombres, nuestros niños, adolescentes y jóvenes, cuenten con referentes positivos que les ayuden a identificar la cultura machista, cómo se transmite y los efectos que produce. Es necesario, también, que los hombres adultos que se plantean la conveniencia de un cambio, cuenten con el referente de otros hombres que les ayude en este proceso.

Invitamos a los hombres igualitarios a que se posicionen públicamente a favor de la igualdad y en contra del machismo y la violencia. Entre todos conseguiremos crear un espacio de cambio y una cultura de igualdad. Invitamos, especialmente, a los hombres con dimensión pública a que hagan lo mismo.

En estos momentos podemos decir con enorme satisfacción que las iniciativas sociales de hombres por la igualdad, están proliferando en número y variedad. Esto nos satisface enormemente pues uno de nuestros objetivos es la creación de ese tejido social de hombres igualitarios del que, hasta el momento al menos, habíamos carecido.

Y asumimos nuestra responsabilidad en este sentido. En AHIGE nos preocupamos de tener una visión amplia del movimiento de hombres por la igualdad. Respetamos las diferencias y las vemos como riquezas que nos ayudarán a consolidar un referente social y cultural que se convierta en una alternativa sólida al modelo tradicional de masculinidad.

Apoyamos activamente a todas las iniciativas de grupos y colectivos de hombres que nos lo piden. Hemos contribuido y lo seguimos haciendo, a la creación de grupos, colectivos y asociaciones de hombres en distintos puntos de España.

Entre todos podemos cambiar la cultura machista.